0

Los 10 peores covers del rock & pop según Rolling Stone

25 ago 2011
12h27
actualizado a las 12h27
  • separator
  • comentarios

La prestigiosa publicación musical Rolling Stone realizó un sondeo entre sus miles de lectores para averiguar cuáles, en sus opiniones, son las peores versiones de históricos hits que se han grabado alguna vez. Los resultados son evidentes y suponen un análisis más minucioso de la facilidad que tienen algunos artistas para “destruir” algunos clásicos de todos los tiempos. Denle una ojeada, escuchen la canción (si pueden, hasta el final), pero, por favor, no hagan hígado.

1. MILEY CYRUS - "SMELLS LIKE TEEN SPIRIT"

“Quiero tocar una canción de uno de los artistas que me inspiró”, dijo Miley Cyrus antes de tocar su versión de "Smells Like Teen Spirit" a principios de este año. "Sin ellos no estaríamos aquí. Ellos son los que me dan la fuerza y el coraje para hacer esto. Espero que pueda ser esa misma persona para ustedes”. Miley nació un año después de que se lanzara el histórico “Nevermind” por lo que es difícil pensar cómo la banda la pudo inspirar en una audición para “Hannah Montana” o grabar cualquiera de sus canciones, pero esas fueron sus palabras al fin y al cabo. Cuando Cyrus empezó a cantar este cover en su gira a comienzos de este año su popularidad cayó drásticamente en los Estados Unidos y, peor aún, al aparecer los videos en YouTube, los comentarios fueron nefastos.

2. LIMP BIZKIT - "BEHIND BLUE EYES"

Una auténtica pérdida de tiempo y dinero. Los lectores de Rolling Stone decidieron que este “homenaje” debía ocupar en el segundo lugar de esta no tan grata lista. En 1997, cuando se iniciaba la carrera de Limp Bizkit con el cover de George Michael, “Faith”, todo parecía marchar bien. Sin embargo, en el 2003, cuando el panorama del grupo era bastante sombrío, decidieron versionar este clásico de The Who, de 1971, para un filme de Halle Berry (“Gótica”), que también resultó un fracaso al igual que el cover. La Rolling Stone califica a esta versión como “uno de los peores momentos de la historia de la nada”.

3. MADONNA - "AMERICAN PIE"

Madonna tuvo un inicio de milenio más bien desastroso. En marzo del 2000 grabó un cover de "American Pie" para la banda sonora de la comedia romántica “The Next Best Thing”. Para la revista es difícil concluir qué odiaron más los críticos: la película o la canción. Apunta que se quitaron la mitad de los versos del tema original y lo que quedó fue realmente plano y sin vida. Afortunadamente, ese mismo año la “Reina del Pop” lanzó “Music” y todo se le perdonó.

4. SHERYL CROW - "SWEET CHILD O' MINE"

“Big Daddy” no es una de las películas más recordadas de Adam Sandler. No es un clásico como “Billy Madison” o “Airheads”, y no es despreciada como “Little Nicky”, mas bien debe estar en algún lugar, en el medio. Sheryl Crow grabó un cover de "Sweet Child O 'Mine" para la banda sonora de “Big Daddy” y los verdaderos fans del rock, realmente, lo detestaron. Axl nunca ha comentado sobre la versión, pero probablemente la odia también.

5. BRITNEY SPEARS - "(I CAN'T GET NO) SATISFACTION"

Si hay una manera de molestar a los puristas del rock and roll, la versión del clásico de los Rolling Stones en voz de Britney Spears da excelentes resultados, aunque Mick Jagger dijo en algunas entrevistas que el cover sí le gustó (¿?). La ‘Princesa del Pop’ versionó "(I can't get no) satisfaction" en su histórica presentación en los MTV Video Music Awards del año 2000, vestida de hombre, antes de rasgarse la ropa e interpretar su single "Oops ... I Did It Again". Con seguridad, los jovencitos de la época recuerdan muy bien ese momento.

6. ALIEN ANT FARM - "SMOOTH CRIMINAL"

Si eras un completo desconocido del pop-punk en el 2001 y querías captar un poco de atención, lo mejor era grabar una versión de un famoso hit de los ochenta. Alien Ant Farm lo hizo con "Smooth Criminal" de Michael Jackson. Fue su primer y único hit, aunque es muy probable que en cualquier momento vuelvan y graben "Beat It" o "Thriller" y demuestren a todo el mundo que no fueron flor de un día. Estos chicos lo intentaron, pero hay canciones que, sencillamente, deberían prohibirse versionarlas.

7. BRITNEY SPEARS - "I LOVE ROCK & ROLL"

Al igual que Jessica Simpson, Britney Spears masacró un clásico del pop para la banda sonora de una película que, definitivamente, terminó con su carrera en el cine. La versión original fue escrita por The Arrows  y se hizo famosa en la voz potente de Joan Jett o "Pat Benatar", como la llamó Spears cuando promocionó el single. La gente es demasiado dura con Britney, pero esta vez creemos que los críticos tuvieron la razón.

8. AVRIL LAVIGNE - "IMAGINE"

No hay duda de que Avril Lavigne solo tenía buenas intenciones cuando versionó “Imagine” de John Lennon, en el 2007, para un álbum a beneficio de las víctimas del conflicto bélico en Darfur. No se le puede culpar por eso. Sin embargo, los críticos señalan que su cover parecía procedente de una noche de karaoke en algún lugar de Ontario (Canadá) y que el video se ve como un comercial de jeans de los noventa.

9. JESSICA SIMPSON - "THESE BOOTS ARE MADE FOR WALKIN'"

Por un corto tiempo, a mediados de la década pasada, Jessica Simpson era considerada una especie de megaestrella de cine, aunque su papel más famoso fuera el de Daisy Duke en la película “Dukes of Hazzard”. Willie Nelson y Johnny Knoxville actuaban a su alrededor, pero la película fue bombardeada y no tardo en ocupar espacios en las estanterías de alquiler de DVD. Jessica grabó esta versión del clásico de Nancy Sinatra de 1966 para la banda sonora del referido filme, sin embargo, a pesar de que se invirtió en un video tentador con la rubia bailando en bikini envuelta en espuma y lavando el Mustang de la película, la relectura fue vergonzosa. Incluso la participación de Willie Nelson en el clip no ayudó a mejorarla.

10. WILLIAM SHATNER - "LUCY IN THE SKY WITH DIAMONDS"

El disco debut de William Shatner -el popular Capitan Kirk de “Star Trek”- llamado “The Transformed Man” (1967) es, quizá, uno de los discos que ha generado mayor cantidad de burlas en toda la historia de la música. Lanzado en plena época del rock psicodélico, el Lp mezclaba famosos poemas y obras de Shakespeare con música pop, todo cubierto con el tono grave y dramático de voz de Shatner. Esta versión del clásico beatle del “Sgt. Peppers…” es más extraña de lo que parece. William Shatner afirmó que la grabó con la voz de alguien que consumió LSD, pero la verdad es que su “viaje” resultó más desastroso de lo que normalmente provoca el consumo de esa droga.

Redacción Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad