Tabucchi deja a su muerte un legado que engrandece las letras europeas

 

El escritor italiano Antonio Tabucchi, fallecido hoy a los 68 años en su amada Lisboa, dejó un imborrable legado a las letras europeas debido a su singular narrativa y su constante lucha en pro de las libertades civiles.

La desaparición de Tabucchi, víctima de una larga enfermedad, impactó tanto a su Italia natal como a Portugal, su país de adopción desde que en los años 60 se rindiese fascinado a la misteriosa y angustiosa poesía de Fernando Pessoa.

"Antonio Tabucchi no era apenas el amigo íntimo de Lisboa y de Portugal, el amigo íntimo de nuestra literatura, el gran divulgador de Fernando Pessoa; era el más portugués de todos los italianos", subrayó en un comunicado el secretario de Estado de Cultura de Portugal, Francisco José Viegas.

El literato italiano, nacido en la provincia de Pisa el 24 de septiembre de 1943, se inspiró en muchas de sus obras en la Lisboa que tanto retrató su "maestro" Pessoa, del que aprendió que desde la poesía también se puede construir un universo novelesco.

Los libros de Tabucchi son como "un relámpago que iluminó muchas de nuestras sombras y misterios", consideró Viegas, quien realzó el peso intelectual del autor de "Sostiene Pereira" (1994) o "La cabeza perdida de Damasceno Monteiro" (1997).

"Fue una de las personas que más reflexionó sobre Europa y aquello que más sentido da a Europa, que es su cultura y su capacidad de dialogar con el mundo", sostuvo el responsable cultural portugués, también escritor y editor.

En Italia, la editorial Feltrinelli, encargada de la publicación de la mayoría de su obra, señaló en un comunicado que pierde "un amigo, un intelectual europeo y un gran escritor".

Por su parte, el líder de la Italia de los Valores, el exmagistrado Antonio di Pietro, ha señalado que "hoy es un día triste, un día de luto para todos. Con la desaparición de Tabucchi perdemos a una gran intelectual y a un autor refinado. Una de las voces más representativas de la cultura y de la literatura europas".

La profesora italiana residente en Portugal Clelia Bettini, antigua alumna de Tabucchi y profunda conocedora de su obra, destacó en declaraciones a Efe la peculiar narrativa del literato transalpino.

"La ironía era fundamental. Me decía siempre que sin ironía no vale a pena comenzar a escribir", evocó Bettini, que actualmente imparte clases de Literatura en la universidad lusa de Coimbra.

Para la docente, la ironía de Tabucchi era "inteligente, sutil" y sus textos se caracterizaban por su simplicidad.

"Huía de las palabras inútiles, de las construcciones complejas. Lo que enseñaba a sus alumnos era que no era necesario explicarse de forma complicada para poder transmitir cosas profundas", expuso.

Bettini, de 33 años, escogió el libro de cuentos "El juego del revés" (1981) como una de sus obras favoritas, entre las que también cita "Sostiene Pereira", donde se muestra "lo rancio" del régimen del dictador Salazar, y "Requiem" (1992), ésta última escrita directamente en portugués a partir de un sueño que tuvo en la Lengua de Camoes.

Figura indispensable de la narrativa italiana de las últimas décadas, la profesora resaltó el "empeño civil y político" de Tabucchi "en pro de la justicia" y contra "figuras amenazadoras".

En el blanco de sus últimas críticas estuvo el gobierno del italiano Silvio Berlusconi, y llegó a ser demandado por el presidente del Senado, Renato Schifari por la publicación en el diario "L Unita" de un artículo en el que preguntaba al político por su pasado, sus negocios y sus amigos.

En otro gesto de denuncia, desistió de participar el pasado año en la Fiesta Literaria Internacional de Paraty (Brasil) por la decisión de las autoridades brasileñas de no extraditar a Italia al exactivista de extrema izquierda Cesare Battisti, condenado en el país transalpino por cuatro asesinatos.

Ganador de varios premios literarios y Doctor Honoris Causa en 2007 por la Universidad belga de Lieja, Tacucchi será enterrado en Lisboa el próximo jueves, según confirmó su viuda María José de Lencastre, profesora universitaria e infatigable colaboradora de Tabucchi.

La muerte del escritor ha conmocionado el medio cultural portugués y la Casa Fernando Pessoa de la capital lusa le homenajeará el próximo 2 de abril con un maratón de lectura integral de la obra "Requiem".

Tabucchi, que trabó una fuerte amistad el reconocido escritor José Cardoso Pires -ya fallecido-, pasaba seis meses del año entre Lisboa y la Toscana y dejó un libro todavía por publicar, un conjunto de nueve historias relacionadas con el paso del tiempo.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.