publicidad
05 de mayo de 2012 • 17:55

"Hijos de las nubes" de Javier Bardem gana la Camella Blanca del FiSahara

 

El documental "Hijos de las nubes, la última colonia", producido y protagonizado por Javier Bardem, es el ganador de la Camella Blanca, el primer premio del Festival de Cine del Sahara (FiSahara), que se clausura esta medianoche en este campamento de refugiados.

Dirigido por Álvaro Longoria, este filme que analiza los intereses políticos y estratégicos que impiden la resolución del conflicto saharaui, fue estrenado bajo las estrellas de Dajla antes de que pueda verse en salas comerciales en España dentro de unas semanas, y tras haber sido presentado en la Berlinale.

En la película, Bardem conduce al espectador desde las raíces del conflicto hasta la situación actual de estancamiento y olvido del dama saharaui.

Ni Bardem ni Longoria viajaron a Dajla, por lo que el premio, otorgado por un jurado popular en este festival no competitivo -el único del mundo que se celebra en un campamento de refugiados- será recogido de manos de la actriz Aitana Sánchez Gijón por el técnico de sonido Charlie Schmukler.

El codirector del festival, el actor Willy Toledo, consideró, en declaraciones a Efe, que era "previsible" que "Hijos de las nubes" se alzara con el premio, porque "siempre que hay una gran película que aborda el conflicto saharaui, como "El problema" hace dos años, se aprecia mucho aquí".

El actor destacó igualmente que el documental de Bardem "tiene un enfoque de alta política, los pasillos de la ONU, los dirigentes mundiales, que no había visto en otras películas de temática saharaui, y además es muy didáctica para quienes no conocen el conflicto".

Rompiendo la tradición de ofrecer la verdadera camella a la familia saharaui que ha alojado en su jaima al galardonado, los organizadores han decidido donarla a la Gendarmería saharaui que estos días ha garantizando la seguridad del público y los invitados del evento.

Ello para evitar cualquier posibilidad de que pudiera repetirse un hecho tan dramático como el secuestro, hace más de seis meses en los campamentos saharauis, de tres cooperantes -los españoles Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons, y la italiana Rosella Urru- a los que el festival ha rendido homenaje.

También se concederán dos menciones especiales, una de ellas al documental "Gdeim Izik: detonante de la primavera árabe", que narra la creación y el desalojo, en noviembre de 2010, del campamento que los saharauis de la zona ocupada por Marruecos establecieron en El Aaiún, una protesta que algunos analistas consideraron el principio de esa revolución en el mundo árabe.

Una segunda mención especial será para la risa, y las sonrisas, que han arrancado estos días los integrantes de "Pallasos en rebeldía", con sus payasadas, magia y pasacalles sobre la arena del desierto.

En el acto de clausura de este festival solidario que nació hace nueve años con el fin de dar a conocer la realidad olvidada del pueblo saharaui, se dará lectura al manifiesto firmado por los invitados, actores y directores, un llamamiento a la sociedad civil española e internacional para que presionen a sus gobiernos en la búsqueda de una solución justa al conflicto del Sahara Occidental.

"Se ha de celebrar de una vez por todas el referéndum en el Sahara Occidental. La ONU debe asumir la vigilancia en el cumplimiento de los derechos humanos en los territorios ocupados antes de que el siguiente muerto sea la mecha que obligue a los saharauis a retomar un camino, el de la violencia, que ni ellos mismos desean", señalan en el manifiesto.

Entre los firmantes, Juan Diego Botto, Willy Toledo, Aitana Sánchez Gijón, Malena Alterio y Eduard Fernández, quienes piden, una vez más, al gobierno español que asuma sus obligaciones como Estado descolonizador.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.